Prepara tu viaje

Entrenamiento

Al seleccionar una ruta, asegúrate de tener la condición física necesaria para poder realizarla sin llegar al agotamiento. Si optas por una modalidad de viaje que no incluya transporte de equipaje, ten en cuenta el peso extra que supone llevar las alforjas, aunque éstas forman parte del verdadero espíritu del cicloturista!!.  

Ten en cuenta también, que durante el camino hay tantos lugares que ver y fotografiar, que la velocidad media será más baja de lo habitual, lo que supone pasar más horas sobre la bicicleta. 

A cada viaje o ruta se le asigna un nivel de dificultad en función de las subidas (desnivel acumulado) y longitud de las etapas:

Nivel 1: Muy fácil. Ruta llana o con subidas muy suaves. 

Nivel 2: Fácil. Algunas subidas suaves y ocasionalmente moderadas.

Nivel 3: Media. Subidas moderadas con cierta frecuencia.

Nivel 4: Difícil. Con subidas exigentes en puntos del recorrido. 

Un buen entrenamiento no comienza una semana antes del viaje, cuantas más horas pases encima del sillín, más disfrutarás del recorrido.